DÍA DEL CLUB 2019

Pasado el verano, que como siempre está lleno de infinidad de eventos, hoy domingo 29 de Septiembre de 2019 ha sido el día elegido para celebrar el día del club. Las agendas particulares han impedido que nos reuniésemos el 100% de los socios como nos hubiese gustado, pero la participación ha sido alta. Nos hemos juntado socios de Portugal, Asturias, Murcia, Madrid, Zamora y como no, Valladolid.

La fecha tiene un significado especial, faltan 101 días para el evento más importante que organiza nuestro club, la concentración invernal “La Leyenda Continua 2020” en Cantalejo, Segovia y mañana Lunes con los 100 días comienza la cuenta atrás. Trabajamos todo el año para este evento, pero a partir de mañana todo se intensifica buscando que todo esté preparado en el nido de Cantalejo, para recibir a todos los amigos que se acerquen a disfrutarlo con nosotros.

El día empezó fresco, 7º cuando sacamos las motos del garaje. Habíamos quedado en La Puñeta para desayunar y como punto de inicio de la ruta. A pesar de lo que decía el termómetro a esas horas, el cielo estaba claro y se cumplirían las previsiones de 28º que anunciaban, hemos pasado calor.

A las 9:00 en punto como estaba planeado iniciamos la ruta. El lugar elegido para este año ha sido la provincia de Zamora. De la mano de tres Zamoranos que la conocen muy bien, Rosa, Sonia y Eulalio, vamos a disfrutar de un poquito de lo que esta provincia ofrece. Iniciamos el recorrido por una zona donde todos hemos rodado, Simancas, Velliza, Torrelobatón, La Santa Espina y Urueña. En este último tramo dos pequeños corzos se sumaron a la comitiva de motos y marcaron la ruta corriendo delante de la primera moto. Seguimos por Villanueva de los Caballeros y San Pedro de Latarce que para entrar en la provincia de Zamora, Belver de los Montes, Castronuevo de los Arcos, Villarrín de Campos, Faramontanos de Tábara, para llegar a la primera parada, Tábara. En el Bar Palacio degustamos un estupendo aperitivo, aderezado con charla y risas.

La ruta continua por Escober de Tábara, San Martín de Tábara, Olmillos de Castro, Marquíz de Alba, Carbajales de Alba, Fonfría y Pino del Oro, para llegar a la segunda Parada, el Puente de Requejo. El puente nos ofrece una espectacular vista sobre el Duero y sus Arribes y une las comarcas Zamoranas de Sayago y Aliste. Anterior a la inauguración del puente en 1914, la comunicación entre ambas comarcas era una barca de maromas y sobre el puente, observando lo agreste del terreno, podemos imaginar lo difícil de esta comunicación. Como curiosidad, en el momento de su construcción batió récords por ser el puente de mayor luz con 120 m y de mayor altura, 90 m, de España. La construcción comenzó en 1897 y debido a la complejidad de su montaje, no termino hasta septiembre de 1914.

La ruta continua por Villadepera, Moralina, Salto de Villalcampo, Villalcampo, Ricobayo y Zamora. Vamos muy justos de tiempo y no podemos hacer una visita a Zamora como nos hubiese gustado, pero no podemos pasar sin parar a admirar una maravillosa vista de Zamora desde Los Pelambres.

Continuamos por Villaralbo, Villalazán, Peleagonzalo, para llegar a la Bodega La Divina Proporción en Toro, donde nos espera una visita a sus instalaciones y la degustación de un riquísimo y esplendido menú, regado con moderación con los buenísimos vinos que elaboran.

Acabada la comida, subimos a la Plaza Mayor de Toro, donde nos esperaba su Concejal de Seguridad Jose Luis Martín, para permitirnos entrar en la plaza y hacer una foto de grupo frente al Ayuntamiento. Un café en las terrazas de la plaza para comenzar la vuelta a casa por Tordesillas, Serrada, Villanueva de Duero y Valladolid. Despedida en La Puñeta con un refresco para saciar la sed provocada por los 26º que el termómetro marca en ese momento.

Una buena jornada motera y mejor día de compañerismo que repetiremos.